skip to Main Content

Hoteleros, arquitectos y diseñadores coinciden en el importante papel que juegan los hoteles a la hora de hacer ciudad y de visibilizar la artesanía, cultura e identidad de Madrid

25 de febrero, 2020

Madrid, 25 de febrero de 2020.- Hoteleros, arquitectos, diseñadores y expertos en interiorismo coincidieron en el importante papel que juegan los establecimientos a la hora de hacer ciudad y de fomentar la artesanía cultura e identidad de Madrid. Asimismo, pusieron en foco de atención en la necesidad de generar sentimiento de pertenencia entre los madrileños, ya que son parte de su público más cercano y de seguir diseñando una oferta acorde a sus preferencias.

Bajo el nombre ‘Hoteles Sublimes, más allá de la excelencia’ este encuentro, organizado por la revista ELLE Decoration en el marco de la HotELLE, contó con la presencia del reconocido interiorista Tomás Alía; el consejero delegado del Hotel Mandarin-Ritz Madrid, Gérard Sintès; el consejero delegado del Hotel Four Season Madrid, Christoph Schmidinger; la secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid, Mar de Miguel; la arquitecta y diseñadora Belén Moneo y de la jefe de sección de la revista Elle Decoration, Beatriz Fabián.

Durante su intervención, el interiorista Tomás Alía indicó que cada vez hay una mayor tendencia al humanismo en el diseño, “ya que la artesanía y la suntuosidad van de la mano y representan el auténtico lujo”. En este sentido, el consejero delegado del Hotel Mandarin-Ritz Madrid informó de que la reforma de este emblemático establecimiento, icono arquitectónico de Madrid, está orientada a impulsar su esencia y tradición tanto de la ciudad como del país, por ello “cerca del 85% de las obras expuestas van a ser de artistas y artesanos españoles”.

Por su lado, el consejero delegado del Hotel Four Season Madrid señaló que el complejo de Canalejas, formado por siete edificios, “pretenden actuar como un alma y cautivar tanto a ciudadanos como a viajeros”; mientras que la arquitecta y diseñadora Belén Moneo incidió en la importancia todas las arquitecturas sean respetuosas con el Patrimonio a fin de mantener la esencia de los destinos y la jefa de la revista ELLE Decoration, citando al diseñador industrial e interiorista español, Miguel Milá, añadió que “la calidad no es algo que entra por los ojos”, sino que es algo que se ha de sentir.

Tras las intervenciones anteriores, la secretaria general de la AEHM puso en valor la excelencia de la planta hotelera madrileña, su calidad y contribución a la ciudad al revitalizar aquellas zonas en las que están ubicados y contribuir a vertebrar los barrios. “Los hoteles madrileños y las próximas inauguraciones de establecimientos de 4 y 5 estrellas seguirán potenciando la llegada de turistas respetuosos con el entorno e interesados en conocer todo el arte, cultura e identidad de la ciudad”.

Los hoteles madrileños seguirán potenciando la llegada de turistas respetuosos con el entorno e interesados en conocer todo el arte, cultura e identidad de la ciudad

Además, indicó que el crecimiento de la planta hotelera madrileña ha sido muy sostenible en el tiempo, frente a otras modalidades de alojamiento que han aumentado de manera descontrolada y que han provocado la gentrificación y la expulsión de los residentes. “El sector hotelero está muy volcado con los madrileños porque consideramos que son parte del destino, de ahí la necesidad de que los hoteles abran sus puertas y muestren a todos los ciudadanos las experiencias que se pueden disfrutar en su interior. Por ello, creamos hace tres años Madrid Hotel Week; una semana en la que estos establecimientos se convierten en los protagonistas de la escena madrileña con eventos culturales y musicales, visitas guiadas, degustaciones, talleres gastronómicos etc.”.

Imagen del encuentro ‘Hoteles Sublimes, más allá de la excelencia’

A colación de lo anterior, el consejero delegado del Hotel Mandarin-Ritz Madrid matizó que para ellos es prioritario que la gente local se sienta bienvenida, ya que son su público más próximo, “queremos que las personas que entren al Ritz estén cómodas, en un ambiente familiar y distendido. Por ello, hemos mantenido a toda nuestra plantilla durante las obras de remodelación, ya que cuentan con más de 18 años de experiencia son conocedores de la historia y cultura este hotel de 110 años”.

Para finalizar todos los intervinientes destacaron la importancia de devolver el valor que ha perdido la artesanía tradicional, de impulsar su visibilización y promoción desde los hoteles y de fomentar el comercio de proximidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back To Top

Send this to a friend