Bookmark and Share
Madrid bate records y recibe por primera vez más de cinco millones de turistas internacionales
Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros de la Comunidad de Madrid se incrementan un 6% hasta los 12 millones, aproximadamente.

El aumento de las visitas realizadas por extranjeros compensa la menor afluencia de nacionales, que se estabiliza por encima de los 10 millones de visitantes

Madrid, 9 de febrero de 2017.- Más de cinco millones de turistas internacionales han visitado la Comunidad de Madrid durante 2016, una cifra record para la región. Así lo concluye la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM) tras analizar la encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), publicada por el INE, desde el año 2000 hasta 2016.

El incremento en el número de turistas extranjeros ha ido acompañado de un aumento de las pernoctaciones del 6% hasta alcanzar, aproximadamente, los 12 millones entre 2015 y 2016. No obstante, este buen comportamiento viene produciéndose desde el año 2014, cuando más de 4,5 millones de turistas visitaron la región (un 8% más respecto al año anterior), fecha en la que se registraron 9,9 millones de pernoctaciones frente a los 9 millones de 2013 (+ 10,4%).

La secretaria general de la AEHM, Mar de Miguel, ha asegurado que la evolución que está experimentando el turismo internacional en la Comunidad de Madrid es “un fiel reflejo de la apuesta del sector hotelero por captar a los viajeros no residentes en España”. En este sentido, de Miguel ha querido remarcar que este aumento se hizo más patente en 2015, cuando se alcanzaron los 4,97 millones de visitantes extranjeros (+ 9,5% respecto al año anterior) con casi 11,5 millones de pernoctaciones (+ 12,4% que en 2014).

“Los hoteles de la Comunidad de Madrid hemos realizado fuertes inversiones de cara a ofrecer un servicio de calidad y adaptado a las nuevas necesidades de los turistas. Esta apuesta por la excelencia está teniendo resultados muy positivos, ya que cada vez son más los visitantes internacionales que llegan a la región motivados por la relación calidad/precio de nuestro producto”, ha añadido la secretaria general de la AEHM.

No obstante, desde la AEHM señalan que parte de estos buenos resultados se deben a los atentados y amenazas terroristas que han sufrido algunas ciudades tradicionalmente turísticas como en Estambul, París o Bruselas. De hecho, el número de visitantes en estas tres capitales ha caído un 26%, un 7% y un 10%, respectivamente, durante el pasado año, en comparación con 2015.                                        

Este es uno de los motivos por lo que el sector hotelero de la Comunidad de Madrid pide prudencia, ya que es probable que las cifras de turistas internacionales en la región disminuyan cuando la situación en estos países mejore.

A cuestas con el turismo nacional

En los últimos años el turismo nacional ha experimentado un crecimiento en positivo hasta alcanzar los 6,9 millones de visitantes en 2015. Sin embargo, como apunta la AEHM, el cierre de 2016 ha dejado un leve incremento del 0,05% en el número de visitantes residentes y un descenso de 2,2% en el número de pernoctaciones hasta los 10,4 millones, “lo cual es síntoma de que el mercado se está estancando”.

El incremento del número de viviendas de alquiler de uso turístico ha podido ser uno de los motivos, ya que la mayoría de estos establecimientos no están registrados y esto que impide llevar un recuento de las personas que se alojan en ellos”, ha señalado la secretaria general de la AEHM.

En el último año la ciudad ha pasado de tener 10.000 apartamentos que sumaban 37.000 plazas a tener registradas 20.000 viviendas con 78.000 camas, un crecimiento que ha alertado al sector hotelero de la capital, quienes consideran que la Administración debería actuar de oficio ante situaciones como esta.

Por este motivo, la Asociación que representa a los hoteles de Madrid exige a las administraciones competentes la puesta en marcha de una regulación adecuada y, posteriormente, medidas de inspección y de sanciones disuasorias para evitar la conversión de viviendas en alojamientos turísticos.